MADURAR CON ELEGANCIA

nutricosmética

Si existe un deseo primigenio en el ser humano del cual podemos encontrar rastro a lo largo de toda la Historia del hombre, ése es -sin lugar a dudas- el deseo de la Eterna Juventud. Desde las alambicadas técnicas de belleza en el Antiguo Egipto -donde la vejez ya se escondía bajo pelucas fabricadas de pelo animal y cabello humano- hasta la sublimación de la juventud en novelas tan reseñables como «El Retrato de Dorian Gray», el hombre ha ido expresando (en la pintura, la literatura y otras manifestaciones artísticas) su «sed de eternidad» siglo tras siglo hasta llegar a nuestros días, donde ser joven y bello continúa siendo -en parte, por la presión social– un desiderátum individual y colectivo.

El deseo, pues, de ser cada vez más longevos y llegar al ocaso de la vida en pleno uso de facultades con el mejor aspecto posible, sigue concitando y reuniendo el esfuerzo de científicos, nutricionistas y otros adalides de la «cosa bella» en un afán por dotar al individuo de procedimientos y técnicas que, más allá de las convencionales intervenciones estéticas y médico estéticas, posibiliten alargar la calidad de la vida.

La Nutricosmética: Salud, bienestar y belleza

La Nutricosmética, que lleva años copando la atención de todos quienes apuestan por el famoso axioma «Como dentro es afuera» y nos recuerda que somos lo que comemos (y también cómo lo comemos), es una de las mejores fórmulas coadyuvantes de nuestros hábitos alimenticios a las que hoy tenemos acceso para no solo preservar la juventud funcional, tisular y celular de nuestro organismo sino para frenar -e incluso revertir- el proceso biológico del envejecimiento.

El uso combinado de vitaminas, oligoelementos y otras sustancias revolucionarias como el L-Triptófano o el potentísimo DHA contenido en el corazón de las algas, está demostrando que Saint-Exupéry tenía razón cuando decía por boca de El Principito que «Lo esencial es invisible a los ojos», y que existe todo un mundo microscópicamente infinito de salud, bienestar y belleza dentro de cada perla de Nutricosmética.

En «180 the concept», son muchas las propuestas de nutricosmética que, a estos niveles, realizamos cada día a nuestros clientes y centros distribuidores. Hoy nos permitimos recomendar una de nuestras fórmulas más queridas: el rv4, un potente cóctel de vitaminas empoderado con las virtudes del Ginseng, el Gingko Biloba y la Schisandra y aliado perfecto a la hora de combatir el envejecimiento.

Como siempre, exquisitamente presentado. Porque aunque -como El Principito-, también convenimos en que lo importante está en el interior, en «180 the concept» no podemos resistirnos a hacer de nuestro packaging una de las mejores cartas de presentación de nuestra Nutricosmética. Todas nuestras perlas bien lo merecen.

 

Compartir

Otros Blogs

En el medio profesional de Magas menciona declaraciones de Gema Cabañero la directora de I+D+I de la firma 180 The...

En el medio profesional de HOLA menciona 180 the concept como Activos antiinflamatorios para combatir la inflamación. Puedes leer el...

En el medio profesional de Semana menciona 180 the concept como un ingrediente a incluir en tu dieta para combatir...

× Contáctanos